El sol, la piscina o la sal del mar pueden hacer que nuestro pelo pierda ese brillo que teníamos antes de la época veraniega. Cabellos apagados debido a la falta de tratamientos en verano o por el impacto de los rayos solares en pelos teñidos harán que nuestro pelo se sienta seco y estropajoso.

Champú con queratina, reparadores de puntas y mascarillas regeneradoras serán algunos de tus productos salvadores para conseguir de nuevo un pelo brillante y saludable. A continuación os damos algunos consejos sobre el pelo.

reparacion2

Champú suave y nutritivo

Si algo necesita nuestro pelo tras estos meses de exposición solar es nutrición. Al igual que nuestra piel se reseca el doble, nuestras fibras capilares también.

Un lavado cada 2-3 días con un champú suave será suficiente para eliminar la grasa o suciedad de nuestro cuero cabelludo. Recuerda que a no ser que uses productos como laca o geles no es necesario usar un champú demasiado agresivo. Además, en verano no solo sufre nuestro pelo, si no que nuestro cuero cabelludo está expuesto de manera directa a la radiación solar, por lo que elegir un champú nutritivo será un acierto para calmarlo.

Cuida tus puntas

Cuando nos lavamos el pelo tendemos a usar no solo el champú en el cuero cabelludo sino también en el resto del pelo, cuando la verdad es que no es necesario. Limpia tus puntas solo cuando lo necesiten pero no como algo habitual, ya que los jabones que se encuentran en nuestros champús eliminarán los aceites del pelo y harán que nuestro pelo sea aún más seco.

Podemos usar reparadores exclusivos de puntas, que nutren y reparan las puntas en profundidad.

reparacion3

Mascarillas ricas en queratina y aceites

La queratina es la proteína más abundante en nuestro pelo. Sin embargo, las agresiones externas como pueden ser el sol o el cloro de la piscina, junto con el uso de champús demasiado agresivos puede hacer que la capa de aceites naturales que la protegen desaparezca y termine con la rotura de las fibras de queratina, y por tanto, desaparezca esa elasticidad que tanto caracteriza al pelo sano.

El uso de mascarillas ricas en queratina pero también en aceites como el de almendras pueden ayudarte a recuperar el pelo y sobre todo, proteger a la queratina natural de nuestro pelo, reforzando su barrera de aceites.

El uso de mascarillas tanto en frío como en calor (con el cabello envuelto en una toalla caliente), permitirán nutrir y reparar nuestro cabello de manera rápida y eficiente.