Las manos son el espejo del alma. Muestran la edad que tenemos, dónde trabajamos o si las mimamos como nuestra parte del cuerpo más importante. Detalles tan pequeños como una uña rota, piel seca o el pintauñas desconchado son particularidades que dicen mucho sobre nosotros y nuestra personalidad.

El cuidado de las uñas y manos puede ser algo relajante para muchos, pero sin embargo cada día se convierte en una auténtica tarea que posponemos muchas veces por falta de tiempo.

Por ello muchas firmas cosméticas evolucionan creando esmaltes cada vez más duraderos que permiten que mantengamos nuestras uñas durante semanas como si fuese el primer día.

¿Poco tiempo? Apuesta por la manicura permanente

Las tendencias en esmaltes permanentes están cada vez más en auge. Nos evitan tener que estar aplicando nuestro esmalte cada 5 días y existen en todo tipo de colores y texturas.

A días de hoy ya no hace falta recurrir a un salón de estética para poder lucir un esmalte permanente durante semanas. Gracias a las lámparas LED, podemos hacernos esa sesión de manicura en casa sin problemas. Su tamaño pequeño pero con tecnología a la altura de las lámparas profesionales permitirá que te olvides de la manicura por una larga temporada. Te ahorrarás dinero y sobre todo ¡tiempo!

uñas4

Regálate un día de spa para tus manos

Cortar las uñas, limar o retirar las cutículas puede ser algo relajante después del ajetreo semanal. Aprovecha los ratitos de descanso después de una buena ducha para cuidarte. Al igual que hidratas tu piel, hazlo con tus manos, y así conseguirás una piel mucho más joven.

Aprovecha para aplicar tratamientos específicos en las uñas como son vitaminas, calcio o endurecedores, que harán que tengas unas manos y uñas mucho más cuidadas y bonitas. Usa un aceite o crema hidratante, cubrelas con guantes de algodón y deja que penetre durante varias horas. Conseguirás unas manos y uñas hidratadas, termina dando un pequeño masaje y ya tendrás tu día de spa completo.

uñas2

El sol envejece ¡también tus manos!

A la hora de aplicar protección solar, las manos son las grandes olvidadas siendo además las más afectadas por el clima. Los cambios de temperatura, rayos solares o la simple desprotección de las mismas durante el día hace que la piel de nuestras manos se vuelva cada día más fina y envejezca.

Aplicar factor de protección solar al igual que en el resto del cuerpo y rostro debe ser algo esencial para evitar no solo en envejecimiento prematuro, si no la aparición de manchas e hiperpigmentación o el temido cáncer de piel.

uñas1

Déjalas respirar

Para tener unas uñas perfectas no es necesario tener que usar esmalte los 365 días del año. Al igual que no debemos maquillarnos todos los días para dejar respirar nuestra piel, lo mismo ocurre con las uñas. Si notas que se vuelen más quebradizas o que adquieren un tono amarillo lo mejor será que dejes de usar esmalte durante una temporada hasta que recuperen su vitalidad inicial.

uñas6