El cuidado y corte del pelo es fundamental para que crezca sano y fuerte. El cabello es un elemento esencial para una buena imagen ante los demás y ante una misma. A pesar de que este verano se lleva la melena corta, lo cierto es que el pelo largo nunca pasa de moda. Si eres de las que han decidido cortárselo y ahora se arrepiente, no te preocupes, ¡siempre quedarán las extensiones de pelo!

A continuación, te presentamos los 8 tipos de extensiones existentes para que puedas elegir aquella que más se ajuste a tu look y a tus comodidades:

Extensiones de clip

Este tipo de extensiones pueden ser naturales o semi-naturales y permiten en un solo “clip” cambiar tu look y tonalidad de pelo. El precio irá acorde con el origen de las mismas, así pues las extensiones naturales serán más caras que aquellas que son de fibra. Además es importante tener en cuenta como dependiendo de tu elección las extensiones tendrán más o menos número de piezas y podrás elegir entre lisas u onduladas.

g.4

Extensiones de queratina

Estas extensiones llevan una capa de queratina en la zona superior ligada a nuestro cabello. Sus principales ventajas son el volumen y luminosidad que dan a nuestro pelo, durabilidad hasta 4 meses no dañándote el cabello, son excesivamente flexibles y puedes conseguir una amplia gama de efectos de colores. No obstante, deben ser puestas por profesionales, no las puedes reutilizar y lo más importante de todo requieren de un excelente cuidado.

Extensiones californianas

Este tipo de extensiones están muy de moda y las podrás elegir de keratina o de manta. Gracias a su estilo, puedes mezclar todo tipo de tonos, ofreciendo una gran variedad de colores y un estilo muy personalizado sin repercutir en tu cabello natural. Sin duda son de las más bonitas que puedes hacerte.

g.1

Extensiones de rastas

Estas extensiones son cuanto menos curiosas. Si no tienes cabello lo suficientemente largo para hacerte rastas, no dudes en elegir este tipo de extensión. Para ello tienes que tener un cabello de unos 10-12 cm de pelo natural. Las ventajas son muchas ya que tu pelo natural no sufre tanto como si nos la hacemos en él y nos las podemos quitar en cualquier momento sin necesidad de cortarnos nuestro pelo. ¡Son totales!

Extensiones cosidas

Son extensiones llamadas de cortina que como su propio nombre indica van cosidas al propio cabello. Este tipo de extensiones tienen muchas ventajas ya que aumentan el volumen del cabello, son reutilizables con una alta duración, y sobre todo son muy fáciles y cómodas de llevar. Sin embargo, debes de tener en cuenta que requieren de un gran cuidado a base de mascarillas o cremas suavizantes, así como de un excelente cepillado diario.

g.3

Extensiones adhesivas

Este tipo de extensiones han revolucionado el mercado por su rápida aplicación ya que en menos de media hora puedes tener disponible tu nueva melena. Vienen totalmente preparadas para colocar, y tienen una duración de cerca de dos meses, pudiendo ser reutilizadas. No obstante, si deseas retirarlas antes, es una acción igual de sencilla que ponerlas. Como en todas las demás extensiones es determinante el cuidado de las mismas para que las puedas reutilizar un mayor número de veces.

Extensiones cabello virgin

Estas extensiones están realizadas con cabello virgen donde la cutícula se mantiene intacta. Tienen una duración espectacular de hasta tres años dependiendo del cuidado que las des. Sin duda son el tipo de extensiones con mayor calidad que puedes encontrar.

Extensiones de hilo

Lo último en extensiones. Son de fácil colocación ya que vienen con un hilo elástico para poderlas colocar a tu gusto. Gracias a estas extensiones tendrás una larga melena en cuestión de minutos. Son válidas para cualquier tipo de cabello y de origen natural, pudiendo usar sobre ellas cualquier tipo de aparato para poderlas moldear junto a tu cabello.

g.5

Una vez que sabes todo acerca de los tipos de extensiones existentes, te recordamos que en todos los casos el uso de las mismas no dañan en absoluto tu cabello, ya que cuando se retiran el pelo está intacto, siempre y cuanto se hayan respetado los tiempos que se requieren en cada uno de los casos. Además deberás de tener en cuenta que en casos de alopecia o un cabello débil no se recomienda su uso. Recuerda siempre, que lo más importante será tenerlas bien cuidadas y cepilladas a diario.